diumenge, 14 d’agost de 2016

DECIDIENDO NUESTRO FUTURO

Foto arxiu Història d'un futur
“La verdad es que me siento español, no renuncio a mis raíces españolas. Pero en este momento me siento muy catalán”.

En Paco va néixer a Madrid i des de fa molts anys és veí de Cerdanyola del Vallés.
Des de ben jove ha estat activista polític, primer vinculat amb el PSUC i després amb el PSC, formació que abandonaria molts anys després per convenciment que amb Espanya no hi ha res a fer. Actualment participa molt activament amb l’Assemblea Nacional Catalana i Súmate. Recentment va participar en el Documental Història d’un futur aportant el seu testimoniatge.



Us volem compartir diferents pensaments que ens ha fet arribar en Paco Martínez, fent referencia als moments polítics actuals:

Decidiendo nuestro futuro sin renunciar a nuestros orígenes

Cuando algunos compañeros de origen castellano como yo, me plantean el problema de sentimientos de pertenencia para aceptar de pleno el proceso catalán, yo me pongo a pensar en aquellos colonos británicos de América del Norte. Estoy seguro que se sentían fuertemente británicos, pero no podían renunciar a la oportunidad de construir un nuevo país. Un país que podía ser ejemplo de democracia avanzada; un país, en el que dejarían de ser súbditos (en Gran Bretaña tenían un rey) para ser ciudadanos de una república parlamentaria. El avance y el cambio eran muy grandes como para no luchar por ello.

De las dudas sobre el derecho a DECIDIR, y hacia donde vamos con la Independencia de Catalunya, les paso a explicar mi teoría sobre el caso de los que hemos venido de fuera de Catalunya.
Nuestros padres i abuelos, cuando DECIDIERON liar las maletas y subirse acompañados de toda la familia al tren que les llevaría a Catalunya (el famoso Sevillano), tenían muchas dudas sobre dónde iban, pues partían a lo desconocido. Pero lo que si tenían claro es lo que dejaban atrás.
Allí no tenían futuro ni para ellos ni para sus hijos, y tomaron la DECISIÓN, por muy dura y desconocida que fuera, por muy terrible que supusiera dejar al resto de la familia, sus pocos bienes y su pasado para irse a lo desconocido.
Quizá en estos momentos no tan trágicos, pero de igual importancia, pues también está en juego el futuro de sus hijos, y seguramente también el de sus nietos, tendrán el derecho de DECIDIR si pueden vivir ellos y su familia en una Catalunya más prospera e independiente, sin expolio fiscal, o tendrán que ver a sus hijos o a sus nietos volviendo a emigrar, esta vez al extranjero, por que el paro en Catalunya llegue a niveles exagerados.

En una Catalunya sin expolio fiscal, nuestras familias tendrán futuro.

Esto lo demuestra el País Vasco, pues gracias a no tener déficit fiscal, debido a su concierto económico con el Estado (llave de la caja), actualmente el paro sólo es la mitad del nuestro.

Derecho a DECIDIR libremente nuestro futuro ya! Porque si esto no sucede tendremos que DECIDIR emigrar otra vez más arriba, teniendo muy claro lo que dejamos atrás.

Por la autodeterminación de los pueblos, DECIDAMOS LA INDEPENDENCIA!

Paco Martínez